Monday, July 04, 2005

El negocio del aborto (2ª parte).

En la anterior edición publiqué una primera parte de este artículo. Ese mismo leí en la opinión la noticia de un escándalo en una universidad donde dos jovencitas de 19 años terminaron en el hospital con sangrado vaginal por aborto, expulsadas de la U, con un proceso penal encima y el recuerdo para toda la vida. Vaya forma de empezar a vivir.

Las jovencitas tomaron un abortivo cuyo nombre comercial omito para no publicitar lo que precisamente estoy criticando. Me di a la tarea de bi9scar en Internet según el nombre comercial y encontré páginas donde personas latinoamericanas narran sus historias desastrosas. En otras lo recomiendan como lo mas natural del mundo disfrazándola con frases como “busque asesoria médica” pero lo más llamativo fue al visitar páginas comerciales como Mercadolibre.com que venden de todo.

Allí encontré el producto, precios, formas de pago y de envío. Aquí es donde se ve el negocio: la cantidad de pedidos, las utilidades…etc.

Por eso ciertos intereses comerciales les sirve que el aborto deje de ser prohibido para ellos vender contada libertad sus abortivos como si fueran simples chicles y al igual que los fabricantes de armas, sin importarles cuantas jovencitas queden estériles y hasta difuntas. Poderoso caballero es Don Dinero.

Si usted es cabeza de familia hable con sus hijos con las argumentaciones aparecidas aquí y en el número anterior de este periódico.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home